Las peores actuaciones de las estrellas de rock (a ellos también les pasó)

Nadie es perfecto. Si uno puede tener un mal día en el trabajo, en casa o con sus amigos, también lo pueden tener los grandes ídolos del rock cuando se suben al escenario. Sí, son meses de ensayos y de preparación, además de muchas tablas, pero, a fin de cuentas, ¿quien no se puede poner nervioso delante de tanta gente y con la presión de las expectativas? A veces, las cosas salen mal y hay infortunios que nadie pensaba que fueran a suceder. Estas son algunas de las peores actuaciones de los grandes mitos del rock.

-Guns N’ Roses y el casco de Star Wars

En 2011, la alineación “menos clásica” de Guns N’ Roses se preparó para invadir el escenario de Rock in Rio. Sin embargo, no contaron con la lluvia torrencial que iba a tener lugar aquel día. Uno de sus componentes de aquel entonces, Ron Bumblefoot Thal, estaba pasando un momento crítico durante aquella época. Un accidente de coche le había provocado dolores que solo aguantaba gracias a la fuerte medicación que estaba tomando. Pese a todo, el guitarrista tuvo una ocurrencia, utilizar un casco de soldado clon de Star Wars que, aparentemente, le habían regalado, para hacer la gracia mientras tocaba “Welcome to the Jungle”.

El resultado fue desastroso. El casco se le empañó por culpa de la lluvia y no era capaz de ver nada, así que se lo tuvo que levantar a mitad de la canción, teniendo que dejar de tocar. Después, aunque parecía que el problema había sido resuelto, el casco volvió a caer sobre su cabeza en varias ocasiones. Al final, se lo tuvo que quitar, pero los fans no acabaron nada contentos. Él mismo contó, en entrevistas posteriores, que se había llevado algún que otro disgusto con los mensajes violentos que le habían mandado a raíz de aquel concierto. ¿Mensajes merecidos?, y sí…

-Nirvana y la salida de tono de Kurt Cobian

En 15 de julio de 1989, con ‘Bleach’ casi recién estrenado, Nirvana se dispuso a dar un concierto en la Green Street Station de Jamaica Plain, Massachusetts. En este contexto, al bueno de Kurt Cobain le dio por destrozar su guitarra poco antes de salir al escenario. Al no ser, aún, una banda de éxito, los de Seattle no tenían una de repuesto. ¿Qué hicieron? Dejarle todo el trabajo a su segundo guitarrista -que también realizó un breve paso por Soundgarden- Jason Everman.

No nos engañemos, Nirvana nunca tuvo un sonido en vivo que podamos calificar de bueno. Tenían presencia, rabia y un carisma infinito, pero no sonaban tan bien sobre el escenario como en el estudio de grabación. Sin embargo, esto es un verdadero desastre. No se puede decir que Everman fuera muy bueno -no aguantó más de un año en la formación y solo aparece en los créditos del primer álbm por que puso dinero- y, mucho menos, lo suficientemente hábil como para cubrir, improvisando, las parte de Kurt Cobain. Un desastre total.

-Van Halen y el “fail” de “Jump” en 2007

Nadie se ha terminado de poner de acuerdo en qué fue lo que pasó en esta actuación, pero fuera lo que fuese, había algo muy desafinado. Fuera una pista pregrabada fuera de tono -probablemente se aceleró por alguna razón- o una guitarra desafinada, esta versión de “Jump” de Van Halen, que tuvo lugar en 2007, suena a banda de secundaria que toca por primera vez. No nos queda claro si es más para reír o para llorar, pero el bueno de Eddie pasó un día terrible.

-La dichosa reunión de Led Zeppelin

La frutilla del postre de este listado: ya te hemos contado esta historia en otras ocasiones, pero nunca es mal momento para recordarla. Si el “Live Aid” de 1985 fue un gran momento para Queen, que se posicionó como una de las grandes bandas que marcarían historia, fue un día muy negro para Led Zeppelin. La banda se reunió, casi sin ensayar, con dos baterías -uno de ellos Phil Collins, que venía de tocar en Inglaterra el mismo día en el Concorde- y con la peor compenetración y afinación de sus vidas. Robert Plant y Jimmy Page no acabaron nada contentos. Por suerte, se redimieron en 2007. Hace relativamente poco, Phil Collins también habló sobre este momento tan desagradable y se defendió frente a las acusaciones que le señalaban a él como el culpable de todo. Fuera como fuera, no hay que ser muy inteligente para ver el estado de ebriedad que acarreaba de Jimmy Page en ese show, en fin, la ligó Phil.

-Slash salva el homenaje a Ozzy Osbourne… por los pelos

En 2014, Slash, junto a Myles Kennedy & The Conspirator, así como Simon Neil, vocalista de Biffy Clyro, se unieron para rendir homenaje a Ozzy Osbourne por su inducción al Roll & Roll Hall Of Fame. Esta no fue una mala interpretación ni de lejos, todo salió medianamente bien. Sin embargo, el que le afinó la guitarra a Slash no debió tener un buen día y, en el momento en el que el legendario guitarrista comenzó a afrontar el solo de guitarra, se encontró con el pastel. Las primeras notas suenan muy, muy fuera de tono pero, por suerte, el guitarrista consigue salvarlo. No sabemos lo que estaría pensando, pero seguro que nada bonito. Además, parece que Ozzy Osbourne, desde el público, repara en ello y se lo comenta a Sharon.

Si la curiosidad inunda tu corazón después de leer esta líneas, te dejamos las fallidas presentaciones en estos videos que no tienen desperdicio:

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.