Breaking News

Balean otra estación de servicio y creen que sería una “intimidación pública” de narcos

El ltimo ataque ocurri en una YPF ubicada frente a Jefatura de Polica local donde personas que pasaron a bordo de una moto balearon el comercio
El último ataque ocurrió en una YPF ubicada frente a Jefatura de Policía local, donde personas que pasaron a bordo de una moto balearon el comercio.

Una estación de servicio ubicada frente a la Unidad Regional II de Rosario fue baleada por personas que pasaron a bordo de una moto, con lo que ya suman cuatro las plantas de expendio de combustible atacadas en 48 horas, mientras que los investigadores creen que los hechos tienen como objetivo la “intimidación pública” por parte de bandas criminales como “Los Monos”, que buscan “demostrar cierto poderío”.

Según la fiscal Valeria Haurigot, a cargo de la investigación de las cuatro balaceras a estaciones de servicio, los ataques se orientan hacia “otra forma delictiva que tiene que ver con la intimidación pública, con demostrar cierto poderío, y es una de las líneas que estamos manejando”.

“En ninguno de los casos hubo pedido de dinero a cambio, que sería lo que configura el delito de extorsión”, explicó Haurigot, quien agregó que “no se puede descartar” que los ataques estén relacionados a las elecciones del domingo.

El último ataque, que derivó en la suspensión de la atención nocturna, ocurrió anoche en un comercio de combustibles ubicado en Ovidio Lagos al 5200, precisamente frente a la Jefatura de Policía de Rosario.

Entre el martes y anoche se registraron otros tres casos sin heridos y con similares características: personas en moto o en auto que disparan contra los vidrios de los bares de las estaciones y escapan.

Las balaceras a comercios por extorsiones de organizaciones criminales a sus propietarios para que paguen por “seguridad” han adquirido cierta habitualidad en Rosario.

El jefe de la banda “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, es investigado como ideólogo de ese tipo de amenazas organizadas desde la cárcel.

Ante la ausencia de ese elemento, la fiscal dijo en declaraciones a Radio Dos de Rosario que la idea de las balaceras como mensaje de intimidación pública “podría obtenerse por descarte”.

“Lógicamente no se puede descartar, es una línea que tenemos fuerte”, sostuvo Haurigot sobre la posibilidad de Cantero esté detrás de los ataques a las estaciones de servicio.

Explicó que desde la Fiscalía promueve “investigaciones creativas para dar no sólo con los autores materiales, sino con los ideólogos, lo que nos lleva por conocimiento de causas previas y de cruzar información, a señalar a ciertas personas como posibles ideólogos”.

El cuarto ataque

El último ataque tuvo lugar anoche a las 23.55 en una YPF ubicada frente a Jefatura de Policía local, donde personas que pasaron a bordo de una moto balearon el comercio.

Tras el hecho, efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) encontraron en el lugar 11 marcas de proyectiles calibre 9 milímetros, dos balas de plomos deformados, un trozo de plomo y dos encamisados.

Además, las fuentes precisaron que al momento del ataque dos playeros se encontraban trabajando en la estación, por lo que se arrojaron al suelo para esquivar los disparos.

Leer Tambien

Piden la detención de otros seis policías por encubrimiento del crimen de Lucas

Según los fiscales, los uniformados serían responsable por plantar el arma falsa en el auto …

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.